jueves, 28 de noviembre de 2019

Acabados del acero inoxidable

Hoy en día tanto la industria del acero inoxidable ha evolucionado tanto en los diferentes productos y aleaciones que han puesto en el mercado como en los acabados superficiales de los mismos. En este articulo vamos a explicar las diferentes categorias y acabados que hay en el mercado.

Indice

1. Introducción
2. Tipos de acabado
3. Acabados en bruto (mill finish)
    1D / 1E - Placa laminada en caliente
    2D
    2B
    2R (recocido brillante)
4. Acabados pulidos mecánicamente
    1G laminado en caliente / 2G laminado en frío
    Pulido mate - EN No. 2J para laminado en frío
    1J para laminado en caliente / 2J para laminado en frío
    1K para laminado en caliente / 2K para laminado en frío
    Pulido brillante - 2P para laminado en frío
    Pulido espejo - 1P para laminado en caliente / 2P para laminado en frío
5. Acabados especiales
    Galvanoplastia o electrodeposición
    Texturizado - Grabado
    Colorante
    Pulverización de metal
    Lacado
    Electropulido
6. Protección del acabado superficial


Introducción

El acabado superficial es un elemento importante en cualquier especificación de acero inoxidable, independientemente del uso previsto. Para aquellas aplicaciones donde la apariencia es importante, el acabado es un elemento de diseño y debe especificarse. En aplicaciones no decorativas, el acabado de la superficie puede tener implicaciones para la fricción, el desgaste, el mantenimiento o la resistencia a la corrosión y, por lo tanto, también debe elegirse cuidadosamente y especificarse claramente.

Tipos de acabado

El acero inoxidable está disponible en una amplia variedad de acabados estándar y especiales. La mayoría de los acabados del acero inoxidable se pueden dividir en tres categorías:
  • Acabados en bruto
  • Acabados pulidos mecánicamente
  • Acabados especiales
En cada caso, los acabados se describen bajo su Estándar apropiado o con el nombre con el que se conocen comúnmente. En algunos casos, un acabado puede ser conocido por varios nombres, lo que lleva a algunos malentendidos.

Acabados en bruto (mill finish)

La mayoría de los acabados de fábrica tienen un acabado mate que no es adecuado como acabado decorativo para la mayoría de los productos o aplicaciones. Sin embargo, son adecuados donde la apariencia no es importante o donde se van a realizar más acabados.

1D / 1E - Placa laminada en caliente

Disponible únicamente para materiales laminados en caliente La superficie permanece rugosa y muy picada y el acabado posterior se limita a un rectificado intenso. Se puede usar donde la uniformidad y la suavidad del acabado no son importantes y donde una superficie rugosa es aceptable. Los usos típicos incluyen piezas de turbinas de gas, incineradores, revestimientos de hornos y piezas de quemadores de aceite.

2D

Este material es laminado en frío seguido de ablandamiento y decapado. El efecto del laminado en frío del material es producir una superficie más lisa y menos picada. La superficie no solo es lisa sino que tiene un aspecto de grano mate. Se usa donde se requiere una mejor superficie o es necesario un procesamiento / acabado posterior. Los usos típicos incluyen sistemas de escape de automóviles, piezas de hornos, hardware de constructores y equipos petroquímicos.

2B

El material se lamina en frío, se suaviza y se desincrusta, como en el caso del acabado 2D, y luego recibe una pasada ligera final en rollos pulidos. El material permanece con una apariencia gris, pero el efecto de esta pasada final en los rodillos pulidos es producir una superficie más lisa y brillante que el acabado 2D. El acabado 2B es adecuado para una amplia gama de aplicaciones, siendo también adecuado como punto de partida para procesos de pulido posteriores, como el acabado satinado. Los usos típicos para un acabado estándar 2B incluyen productos de chapa no decorativos o funcionales, equipos de refrigeración industrial, plantas químicas y accesorios de plomería.

2R (recocido brillante)

Este acabado también se produce mediante laminado en frío y decapado, pero en este caso el recocido final se realiza en un horno de atmósfera controlada. El efecto del recocido sin la presencia de oxígeno es producir una superficie reflectante en el acero inoxidable. La superficie muy lisa también hace de este acabado el adecuado como punto de partidad para otros acabados como el pulido espejo y el cromado. Los usos típicos incluyen componentes arquitectónicos, equipos de procesamiento de alimentos, revestimientos de tolvas, hardware general y equipos de restauración.

Pueden ocurrir problemas en el uso ya que la superficie muy lisa y altamente reflectante es propensa a rayarse. Además diferentes lotes pueden ser notablemente diferentes en apariencia.


Acabados pulidos mecánicamente

El término "pulido" define una gama de acabados que generalmente son de dos tipos, ya sea: (a) satinado o granulado o (b) abrillantado y pulido espejo. El pulido mejora la apariencia y la consistencia, facilita la limpieza y ayuda a fabricar y reparar / mezclar después de soldar y enmascarar daños menores. El acero inoxidable satinado está ampliamente disponible y junto con su coste relativamente bajo lo convierten el pulido más utilizado.

1G laminado en caliente / 2G laminado en frío

Un acabado grueso pero uniforme, generalmente obtenido usando cintas abrasivas y granos. Usualmente se aplica al material laminado en caliente en espesores mayores de 2.5 mm. A menudo se utiliza para recuperar una superficie rugosa antes de pulir o texturizar más. Este acabado grueso puede provocar problemas de corrosión debido a la falta de oxígeno localizada, lo que evita la formación de la película protectora de óxido natural que confiere al acero inoxidable su resistencia a la corrosión. Los usos típicos incluyen equipos de procesamiento de alimentos, aparatos científicos y equipos de elaboración de cerveza.

Pulido mate - EN No. 2J para laminado en frío

Un acabado semi mate con un grano uniforme aplicado directamente sobre el acabado mill finish. No incluye pretratamiento por lo que solo se puede aplicar a partir del acabado 2B. El pulido mate se obtiene utilizando un cepillo de cerdas o abrasivos finos. Se usa donde se requiere un acabado opaco, pero uniforme, y donde la apariencia no es crítica.

1J para laminado en caliente / 2J para laminado en frío

Se obtiene utilizando abrasivos finos o una serie de abrasivos sucesivamente más finos si se deben eliminar los defectos de la superficie. Se produce un pulido suave que tiene un bajo nivel de reflectividad y textura unidireccional. El tratamiento se aplica sobre superficies con acabado No. 2, No. 1, BA o 2B cuando la eliminación de todos los defectos es esencial. Este acabado se utiliza para una variedad de aplicaciones de ingeniería donde el criterio principal es una superficie mate uniforme. Este acabado adolece de problemas de consistencia y también es más difícil de mantener limpio debido a la naturaleza seca del proceso de pulido. Los usos típicos incluyen equipos lácteos, equipamiento urbano o componentes de camiones.

1K para laminado en caliente / 2K para laminado en frío

Se trata de un acabado satinado con un brillo atractivo y una textura suave. Se produce utilizando abrasivos finos y un compuesto de corte especial, produciendo una superficie de corte limpia, lisa y "húmeda". La superficie lisa lo hace adecuado para la mayoría de las aplicaciones, especialmente para usos arquitectónicos y equipamiento para restauración. El acabado 1K / 2K  es fácil de limpiar debido a su grano largo y poco profundo y menos propenso a las manchas. El grano más fino se mezcla más fácilmente después de la fabricación que los acabados más gruesos que requieren más esfuerzo físico. El sistema abrasivo de corte “húmedo” asegura un alto grado de consistencia de hoja a hoja y el tamaño del grano se puede ajustar para mantener los niveles correctos de rugosidad y reflectividad.Los usos típicos incluyen equipos de restauración, ascensores, escaparates, paneles arquitectónicos, equipos de restaurantes, paneles de control y equipos de manejo de equipaje.

Pulido brillante - 2P para laminado en frío

Un acabado reflectante brillante que se logra puliendo con una mopa suave y un compuesto de pulido adecuado. El proceso no implicaba un desbaste previo, por lo que es necesario que el acero inoxidable tenga una superficie libre de defectos, pues este acabado no los eliminará. El pulido brillante generalmente es más reflectante que el acabado recocido brillante, aunque el grado de brillo o reflectividad puede variar entre lotes.Se utiliza para aplicaciones arquitectónicas, así como en el sector de la restauración.

Pulido espejo - 1P para laminado en caliente / 2P para laminado en frío

Acabado muy reflectante logrado mediante el pre-rectificado seguido de un tratamiento de pulido, al igual que el acabado No. 7. El rectificado previo permite la eliminación de defectos en la superficie y es esencial en acabados de muela gruesa como No. 2D o No. 1. El proceso también es necesario si el acabado pulido brillante No. 7 no tiene suficiente reflectividad pero, como es mucho más costoso que el No. 7, solo se usa cuando es absolutamente necesario. Se utiliza para superficies decorativas y transportadores de alimentos donde se requiere un acabado particularmente liso.


Acabados especiales

Existe una amplia gama de acabados especiales que se pueden aplicar al acero inoxidable que se utilizan cuando el acabado en bruto o los diferentes pulidos existentes no son adecuados. Estos acabados se pueden usar con fines decorativos o en componentes fabricados que no se pueden pulir de la manera normal.

Galvanoplastia o electrodeposición

En este caso, el metal se deposita sobre el acero inoxidable. Este proceso se lleva a cabo por razones estéticas, para aumentar la dureza de la superficie, mejorar la capacidad de soldadura, aumentar la lubricación y evitar el agarre o para eliminar el contacto bimetálico. Algunas aplicaciones típicas de revestimiento en acero inoxidable son:

  • Cobre: ​​lubricación en procesos de estampaciónn en frío y para la fabricación de muelle
  • Níquel: generalmente en combinación de cobre como base para el cromado.
  • Cromo: para igualar el color en molduras de automóvil
  • Oro y plata: para efecto decorativo en paneles.


Texturizado - Grabado

Este acabado es el efecto producido al pasar el acero inoxidable a través de 2 rodillos duros y grabados. Los patrones más comunes la chapa damero de acero inoxidable y la chapa diamante de acero inoxidable aunque hay otros modelos disponibles. Algunas de las texturas aumentan la resistencia y la rigidez del material. Este material se usa principalmente donde se requiere para evitar caidas y deslizamientos en superficies húmedas con donde se puede acumular suciedad.

Colorante

La coloración del acero inoxidable se puede lograr mediante un tratamiento químico de la superficie que en realidad modifica la película de óxido de la superficie del metal. Una gama de colores está disponible, incluyendo bronce, oro y azul. El acabado de color es atractivo pero susceptible a las marcas de los dedos. El proceso utiliza una solución ácida que, debido a las variaciones en la composición del acero inoxidable y las variables del proceso, no puede garantizarse que sea siempre la misma.

Pulverización de metal

Se puede aplicar una fina capa de metal al acero inoxidable por medio de pulverización. Los metales utilizados suelen ser plomo o estaño, pues el acero inoxidable recubierto es más barato que el plomo puro o el estaño.

Lacado

Se puede lograr una superficie de color más duradera mediante lacado. Estos acabados generalmente se hornean en la superficie para proporcionar una superficie de color duradera. El proceso de lacado debe aplicarse después de limpiar y desengrasar el acero inoxidable. La fuerza de la unión a la superficie puede depender de la textura de la superficie. Por esta razón, generalmente es aconsejable raspar la superficie antes de pintar.

Electropulido

Este proceso es particularmente adecuado para componentes o piezas pequeñas de acero inoxidable. El acabado es uniforme, altamente reflectante y suave. El electropulido de acero inoxidable consiste en sumergir el material en un baño de electrolitos en el que el metal actúa como un ánodo, eliminando una capa de metal y alisando la superficie. Solo se pueden obtener buenos resultados en acero inoxidable que ya tiene un buen acabado superficial.


Protección del acabado superficial

Los diferentes acabados superficiales encarecen el acero inoxidable de manera que la propia industria ha tenido que encontrar una manera de protegerlo, principalmente la cara vista, que es la que perdurará cuando el producto llegue a su destino final. Además los requerimientos cada día mayores en la industria para aumentar la calidad y producir con el mínimo de piezas de rechazo han llevado a los fabricantes por proteger su material mediante un film plástico protector. La aplicación del film de protección  protege de rayas y marcas las bobinas y chapas de acero inoxidable. El film protector no interfiere con el comportamiento del material durante los procesos de transformación: plegado, curvado, embutición profunda, punzonado, corte láser, manipulaciones en general, transporte e instalaciones. 
La naturaleza y el estado de la superficie a proteger determina la formulación de la masa adhesiva del film, su espesor y el color del mismo varía según los requerimientos técnicos exigibles. Asimismo son fáciles de quitar (pelar), no dejando ningún rastro ni traza sobre la superficie protegida.
Los procedimientos de mejora continua desarrollados permiten facilitar a sus clientes la oportunidad de dar un valor añadido a sus productos aportando una solución sencilla para proteger las superficies de todo tipo de agresiones, reduciendo los costes de la no calidad y mejorando la imagen de marca.



Diferentes foils plásticos
Diferentes foils plásticos