jueves, 9 de enero de 2014

Beneficios del aluminio lacado

Introducción a los diferentes productos en aluminio lacado
El aluminio lacado es ampliamente utilizado en prácticamente todos los sectores industriales, tal como se indican a continuación:
  • En la construcción, tanto en el interior como el exterior de los edificios, en forma de revestimientos perfilados, techos, puertas y ventanas, así como accesorios de iluminación de interior, elementos decorativos, etc.
  • En las empresas industriales y metalúrgicas principalmente el aluminio lacado es utilizado en múltiples aplicaciones; producción de muebles de aluminio, para instalaciones de aire acondicionado y calefacción, en la industria de la aviación, con el fin de reducir el peso de ciertos componentes. La industria de los electrodomésticos utiliza aluminio lacado o anodizado para una mejor integración de sus productos en la cocina moderna para todos los productos de gama blanca –es el caso del refrigerador, lavadoras, microondas– y también para los productos de la gama marrón –caso de DVD, equipos de música o ordenadores–.

Beneficios económicos del aluminio lacado
El uso del aluminio lacado en ciertos procesos de fabricación proporciona una reducción de los costes y una disminución en el tiempo de producción del producto al reducir el número de etapas de fabricación o mediante simplificación de otras:
  • La utilización de aluminio lacado reduce la energía utilizada durante la producción del producto.
  • Los tiempos y costes de fabricación se reducen utilizando aluminio lacado, en comparación con el uso de aluminio en bruto y un posterior lacado en una etapa posterior del proceso de fabricación.
  • Los costes financieros se ven reducidos gracias a la disminución de las mercancías almacenadas, proveedores y productos.

Beneficios ambientales de aluminio lacado
El aluminio lacado producido en los países de la Unión Europea tiene que hacerse de acuerdo con las directrices de la misma, por lo que debe cumplir con la última legislación ambiental. Normalmente el aluminio lacado se produce en grandes empresas modernas, ISO certificadas, siguiendo procesos de fabricación respetuosos con el medio ambiente. El proceso de lacado del aluminio debe cumplir con las normas vigentes y respetar el medio ambiente, de manera que los objetivos del sector son:
  • Diseño proactivo durante creación de nuevos productos, así como para los nuevos procesos de fabricación, teniendo en cuenta las futuras normas medioambientales.
  • Reducción del uso de sustancias conocidas como peligrosas o difíciles de eliminar, como pueden ser ciertos productos químicos poco respetuosos con en el medio ambiente. Utilización de nuevos productos biodegradables y pinturas naturales, reducción del uso de disolventes y productos tóxicos durante la producción del aluminio lacado, con el fin de reducir el impacto medioambiental del mismo.
  • Optimización de las estaciones de trabajo, la ergonomía y el flujo del producto durante el lacado del aluminio.
  • Optimización del proceso de reciclaje del aluminio lacado al final de su vida útil, de modo que pueda ser reciclado al 100%, tal como el aluminio sin lacar.
Ventajas técnicas de aluminio lacado
El aluminio lacado es un producto de calidad constante con una gama de colores estándar y especificaciones precisas que permite la producción en lotes con la misma calidad. Los colores, tolerancias de espesor o el aspecto superficial se reproducen lote tras lote, obteniendo un aluminio lacado de calidad constante.

Las nuevas técnicas de lacado permiten además una gran flexibilidad en cuanto a acabados supeficiales:

  • Diferentes efectos superficiales, tal como acabado con textura lisa, acabado estuco texturizado.
  • Flexibilidad del color y del brillo; amplia gama de colores (colores RAL), combinada con los acabados mate, brillo y brillo alto.
aluminio lacado fachadas
aluminio lacado fachadas

gama colores aluminio lacado
gama colores aluminio lacado