jueves, 9 de abril de 2015

Tratamientos superficiales del aluminio: anodizado y lacado.



El aluminio es, como cualquier otro metal, sensible al proceso de oxidación ambiental. Este proceso espontáneo produciría manchas aleatorias, que afectarían negativamente la estética de los perfiles. Se puede definir pues el proceso de anodizado como una oxidación controlada, acelerada y uniforme de la capa más superficial del perfil, por medio de un proceso electroquímico.
El proceso de anodizado se puede dividir en tres etapas básicas: pretratamiento (desengrasante + decapado), tratamiento anódico (proceso electroquímico en el que el aluminio se hace eléctricamente positivo y se sumerge en un electrolito) y postratamiento (sellado), para aumentar la resistencia a las manchas y a la corrosión de dicha capa.

El tratamiento de lacado consiste en proteger la superficie de los perfiles de aluminio con una capa de pintura aplicada, bien en polvo o bien líquida.
La denominación de  “Calidad Marina” es un proceso que mejora las prestaciones del lacado en ambientes muy agresivos como primera línea de mar, industriales, etc., que consiste en aumentar el rebaje de la superficie del material de 0,8 gr/m2 a 2 y 4 gr/m2, lo que beneficia la penetración y agarre del cromatizado, mientras que los
“Fluorocarbonatados” o “PVDF” (laca en base fluoropolímeros 70:30) son sistemas multicapas que ofrecen excelentes prestaciones ante el envejecimiento y la degradación del color debido a los rayos UV en ambientes de alta agresividad.

Tanto los perfiles como las chapas de aluminio utilizados en la construcción están expuestos a un cierto riesgo de corrosión, la cuál no solo puede tener consecuencias estéticas sino también estructurales. La corrosión por par galvánico ocurre cuando dos metales se ponen en contacto y ambos poseen potenciales eléctricos diferentes, lo que favorece el comportamiento de un metal como ánodo y del otro como cátodo. Para evitar el par galvánico debe colocarse separadores de materiales plásticos entre el aluminio y los otros metales, como puede ser el acero en el caso de los anclajes y de las mechas.

En la tabla a continuación puede ver las propiedades técnicas para las principales aleaciones del aluminio: