jueves, 2 de octubre de 2014

Procesos de conformado metálico, estampación-troquelado-embutición



En este articiculo vamos a comentar en que consiste el proceso de estampación, que es el tipo de conformado sin arranque de viruta más ampliamente utilizados en la fabricación de piezas metálicas para utillaje, decoración, iluminación, y menaje.

Durante el proceso de estampación se somete el material (aluminio, aceros al carbono-inoxidable) a un esfuerzo de compresión entre dos moldes de acero (estampas) con el fin de moldear el material hasta conseguir la forma de la matriz.

En función de si la temperatura del material es superior o inferior a su temperatura de recristalización podemos distinguir 2 variantes:
  • Estampación en caliente: permite mayores deformaciones, pues el límite plástico del material es mayor. Al ser un proceso de menor precisión que la estampación en frío, se suele utilizar para cigüeñales, bielas, llaves mecánicas en acero, aluminio para utensilios de cocina y cobre junto con aleaciones maleables para valvulería
  • Estampación en frío: Para este proceso de deformación se utilizan materiales de menor grosor que para la estampación en caliente, normalmente chapas, fleje o banda de acero inoxidable para estampación en frío.

Existe otro tipo de clasificación de los diferentes tipos de estampación, en función del tipo de deformación que queremos. A continuación explicamos las 3 variantes:
  • Troquelación, en la que mediante troqueles (punzones), se van realizando distintos agujeros y/o cortes en la banda de aluminio, para darle forma al material, pero sin alterar las características técnicas del mismo.
  • Embutido, que se puede realizar tanto en frío como en caliente. A la chapa para embutir, mediante troqueles o estampas para embutición se le da una forma ahuecada mediante deformación de la misma. Mediante este proceso se pueden fabricar recipientes, cartuchos, .....
  • Deformación por flexión, entre las que encontramos el plegado de chapa, el doblado (barras) y el curvado (tubo).