viernes, 22 de noviembre de 2013

El acero inoxidable y los procesos de mecanizado

A partir del momento en que las bobinas de acero inoxidable salen de la metalúrgica, comienzan los procesos de mecanizado del material, afín de poder comercializarlo para la gran mayoria de clientes. Las bobinas laminadas -en frío o en caliente- salen de la acería con un ancho standard, de 1, 1,5 y 2 metros, por lo que para convertirlas en planchas de los tamaños standard es necesario transformarlas mediante planchadoras y cortadoras.

Estas 2 máquinas -planchadora y cortadora- trabajan juntas, aplanando el acero inoxidable, para reducirlo al espesor deseado y posteriormente cortarlo mediante cizallas.La bobina de acero inoxidable va pasando por una instalación de rodillos que poco a poco van reduciendo el grosor de la bobina a la vez que va ensanchando el ancho de la bobina, hasta conseguir las medidas deseadas.

Los tamaños de chapas de acero inoxidable standard que podemos encontrar en el mercado son: 1000x2000, 1500 x 3000, 4000 x 2000 y 6000 x 2000mm, en espesores desde 0.4 a 5mm. En cuanto a los anchos de las bobinas en inoxidable comerciales, se suministran en 3 anchos: 1000mm, 1250mm y 1500mm.

El siguiente proceso es opcional, y se trata de aplicar un recubrimiento de PVC en una o ambas caras del material, para protegerlo de posibles rayaduras hasta el uso final del material.
En caso de aplicaciones que requieren diferentes anchos de corte, se recurre a máquinas de corte longitudinal o "slitters". Los flejes de acero inoxidable obtenidos pueden además plastificarse con PVC a 1 o 2 caras, al igual que las chapas. Tanto los espesores como los anchos e los flejes inox dependen del modelo de slitter, pero podemos decir que los espesores van de 0.3 a 5mm y el ancho del fleje hasta 1250 mm, con las tolerancias mínimas aplicables en el procesamiento de bobinas de acero inoxidasable.

El fleje inoxidable es un producto ideal para alimentadores automáticos que se aplican en los diferentes procesos de fabricación que utilizan industrias como las dedicadas al menaje (ollas, instrumentos de cocina), iluminación (lámparas, acoples) o decoración.

Para la variante en que necesitemos un corte no rectilíneo -formatos inoxidable a medida -, habrá que recurir a máquinas de control numérico -CNC-, como puede ser el caso de discos de acero inoxidable, para fondos de ollas o sartenes.

martes, 12 de noviembre de 2013

El aluminio anodizado y sus aplicaciones

Características técnicas del aluminio anodizado
El anodizado es un tratamiento químico mediante baño del aluminio en una solución de ácido sulfúrico con el fin de provocar un proceso de oxidación en la superficie de la chapa de aluminio, con el fin de aumentar su protección contra la corrosión y mejorar el aspecto visual de la misma. El aluminio anodizado es ampliamente utilizado en aplicaciones industriales de distinto tipo, como puede ser para elementos decorativos, sector de electrodomésticos, productos de electrónica de consumo e incluso para la construcción de fachas y cubiertas mediante planchas de aluminio anodizado. En el sector de la construcción el aluminio anodizado se utiliza por motivos arquitectónicos -recubrimiento de fachadas ventiladas o cubiertas-, motivos estéticos o cualquier otro fin técnico -aligerar algún elemento constructivo aprovechando el bajo peso específico del aluminio-. La chapa de aluminio perforada anodizada es una de las aplicaciones en obra más frecuentes en cuanto al uso del aluminio anodizado. Las placas perforadas son un elemento constructivo pero con un componente estético importante, por lo que es importante anodizarlas, para que con el tiempo no pierdan el brillo del aluminio debido al paso del tiempo y a la corrosión ambiental. Además la chapa perforada anodizada no necesita prácticamente ningún tipo de mantenimiento, y se mantiene en perfecto estado por años. Otra ventaja del aluminio anodizado es que permite un acabado superficial del aluminio en diferentes colores, como pueden ser dorado, negro, verde, rojo u azul entre otros.

Ventajas aportadas por el aluminio anodizado
Entre las ventajas del proceso de anodizado podemos indicar las siguientes
  • Las propiedades anticorrosión de la chapa aluminio anodizada son muy superiores al aluminio en bruto.
  • El color que se obtiene como resultado del proceso de anodizado del aluminio se mantiene prácticamente inalterado durante la vida del material.
  • La capa superficial de anodizado es mucho más dura que el aluminio -llegando a superar en dureza a muchos aceros al carbono-, lo que le otorga una gran resistencia al rayado. Esta característica es muy apreciada en elementos decorativos utilizados en obra, como es la chapa perforada anodizada de aluminio.
  • Posibilidad de controlar el espesor de la capa superficial de anodizado, mediante el tiempo del proceso y la concentración de la solución del baño, pudiendo conseguir espesores de hasta 25micras.

Aleaciones de aluminio apropiadas para anodizar
No todas las aleaciones de aluminio son idóneas para el anodizado, por lo que se han desarrollado aleaciones especiales para utilizar en este proceso en función de la aplicación final del material. A continuación indicamos un resumen:
§         Aluminio anodizado para aplicaciones decorativa y constructivas: Para estas aplicaciones se requiere un alto grado de uniformidad en cuanto al color de la capa de anodizado, por lo que se utiliza principalmente la aleación 5005 de aluminio.
§         Aluminio anodizado para producción industrial: Para estos casos donde la homogenización del color no es tan importante debido a que el tamaño de piezas es inferior al de los elementos constructivos- se utiliza la aleación 5754 de aluminio, pues su alto contenido en magnesio otorga a esta aleación una dureza, resistencia mecánica y resistencia a rotura superior a la 5005.
§         En cuanto a las aleaciones que no se recomiendan para anodizar se encuentra la aleación 1050.

Pieza decoración aluminio anodizado 
Chapa aluminio anodizado en verde