jueves, 17 de octubre de 2013

El aluminio en proyectos de calorifugado

    Los proyectos de aislamiento térmimo tiene gran importancia hoy en día en nuestra industria. El calorifugado consiste en la utilización de elementos de aislamiento térmico en las instalaciones (tuberías, depósitos) o equipos (motores, calderas) con temperatura superiores a la del ambiente, con la finalidad de disminuir la transmisión de calor a través de los mismos.

    La conductividad térmica es el parámetro que se utiliza para caracterizar a los materiales. Hace referencia a la capacidad para transmitir calor y representa la facilidad con que un material conduce calor. Por lo tanto nos interesa encontrar materiales con una menor conductividad térmica, pues funcionarán mejor como aislantes. El aluminio para calorifugado específico para instalaciones tiene un coefeciente térmico de 200 W/m.K.

    Existen 2 tipos de materiales que se pueden utilizar para calorifugado: materiales flexibles como paneles de fibras minerales, pueden ser la lana de vidrio, lana de roca, silicato de cálcio o fibras cerámicas y los materiales rígidos tales como acero inoxidable o aluminio. Los materiales flexibles se colocan entre los elementos a aislar (tuberías, tanques), mientras que los materiales rígidos se colocan en la parte exterior, dejano a los flexible entre medio. En este artículo únicamente vamos a comentar sobre las propiedades del aluminio como aislante, dejando al resto para otra ocasión.

 Formatos de aluminio para calorifugado: aleaciones especiales
    Para las instalaciones de calorifugado se utiliza principalmente la aleación 3003 y temple H16, pues ha sido optimizada para conseguir un mejor aislamiento térmico y resistencia mécanica (a corrorsión, agentes externos, ….). Este material se puede encontrar tanto en bobina de aluminio como en banda de aluminio cortada a medida a partir de bobinas de aluminio.

 Presentaciónes standard del aluminio para instalaciones de aislamiento térmico

    El aluminio calorifugado con aleación 3003 se puede suministrar en bobinas de aluminio de 1000 mm x 0.6-0.8 mm. En cuanto al temple, el más frecuente es el H16, como se ha indicado anteriormente. También es posible sumimistrar tanto chapa de aluminio para recubrir diferentes equipos de la instalación como pueden ser bombas, motores, ... Tanto para el caso de calorifugado en rollos como en chapas los espesores más utilizados son de 0,5mm y 0,6mm.

viernes, 11 de octubre de 2013

Transformación de bobina de acero inox en chapa y fleje

   En este articiculo vamos a comentar de una manera esquematizada los procesos auxiliares que existen para cortar las bobinas de acero inoxidable, tanto en chapas de inoxidable como en fleje de acero inoxidable de manera que se puedan utilizar por las diferentes industrias en la fabricación de piezas mecanizadas.

Transformación de la chapa de inoxidable a partir de la bobina inox


   Todas las bobinas, sin importar si han sido laminadas en caliente o en frío, se fabrican con unos anchos standard, que son bobinas de 1000mm., 1500mm. y 2000mm. Durante el proceso de corte de la banda de inoxidable, esta se coloca en una máquina planchadora, que mediante rodillos va desenrollando el material a la vez que lo va estirando y alisando. Cuando el material a quedado completamente liso se transfiere a una máquina cortadora, normalmente una cizalla que recorta la bobina según las medidas de las chapas que se quieren obtener. Las medidas comerciales de las chapas  más utilizados son los siguientes: chapas de 2000x1000mm., 2000x1250mm, 3000x1500mm, 4000x2000mm y 6000x3000mm. En cuanto a los espesores, podemos encontrar chapas desde 0.4mm hasta 10mm.

Transformación del fleje de inoxidablea partir de la bobina inox


   Para los casos donde no es interesante el uso de chapa, pues únicamente se necesitan bandas de material estrechas, se utiliza una máquina flejadora, también llamada slitter. El fleje de acero inoxidable es una banda estrecha de material, normalmente de unos pocos centímetros de ancho y otros pocos de largo, que se obtiene cortando longitudinalmente la bobina de acero inoxidable, de forma que de una bobina obtenemos un numero definido de flejes, y que posteriormente se cortarán transversalmente, en función del largo del fleje que queramos obtener. En función del tipo de slitter y la calidad del inoxidable utilizada -aisi 301, aisi 304, aisi 316,....-  podremos procesar material de hasta cierto espesor, normalmente fleje de 5mm, con un ancho máximo que viene definido por el ancho de la bobina utilizada. En cuanto a las tolerancias del fleje inoxidable, dependerán del tipo de corte realizado por la flejadora, pero actualmente existen máquinas con una tolerancia inferior a 0.015mm. El fleje de acero inoxidable es ampliamente utilizado en la fabriación de elementos decorativos (armarios, iluminación, grifería), articulos de menaje y cocina, construcción (cerrajería, acoples, tapajuntas), automovil (parrillas, conductos,….). Además la banda inoxidable se corta a medida del cliente por lo que es muy facil de trabajar en procesos de estampación y embutición, aumentando la productidad y disminuyendo el material sobrante.


Banda acero inoxidable