domingo, 29 de septiembre de 2013

Electropulido de banda de acero inoxidable

  1. Características del electropulido en fleje de acero inoxidable
Cada vez es más solicitado el tratamiento final de piezas fabricadas en acero inoxidable, mediante un electropulido. Este tratamiento aplicado mediante un proceso electrolítico utilizando soluciones ácidas, confiere a la superficie grandes ventajas que mejoran la calidad superficial del material, consiguiendo especificaciones que sin este tratamiento serian imposibles de obtener. Las principales ventajas son las siguientes:

  • Disminución y nivelación del grado de rugosidad de la banda de acero inoxidable obtenido mediante pulido mecánico, gracias al efecto de disolución del material que produce el electropulido, que actúa sobre las crestas del perfil que producen los pulidos mecánicos. Esto es especialmente importante en piezas donde por su forma existen zonas de difícil acceso, como diámetros interiores, ángulos cerrados o grandes superficies donde es muy difícil obtener un acabado regular. También en muchos casos puede ahorrar la operación de pulido mecánico.
  • Limpieza total de las zonas electropulidas. Especialmente indicado en depósitos y piezas para la industria farmacéutica y alimentaria fabricados a partir de fleje de acero inoxidable, ya que se consigue eliminar todos los productos que contaminan el acero inoxidable, que han sido aportados durante la fabricación de la pieza, como grasas, hierro, pastas de pulir, etc. El acabado superficial puede considerarse aséptico.
  • Pasivación de las superficies que mejora la resistencia a la corrosión del acero inoxidable y evita la contaminación de los productos en contacto con la superficie.

  1. El proceso de electropulido en piezas de acero inoxidable
Las empresas especializadas en electropulido tanto de bobinas como fleje de acero inoxidable han ido desarrollando técnicas que hoy en día permiten aplicar un electropulido sobre cualquier pieza sin limitación de dimensiones, pesos ni formas, llegando algunas industrias a construir instalaciones en las que se puede tratar por el procedimiento tradicional de inmersión todo tipo de piezas en cubas de hasta 10000 litros de capacidad. El departamento técnico diseña y construye los utillajes necesarios para el tratamiento de la banda de acero inoxidable y de las piezas más complicadas, ya sean en serie o se trate de piezas únicas.

Para piezas especiales que por sus características no puedan tratarse por inmersión, existen equipos móviles para realizar el proceso en las instalaciones del cliente, cuando las dimensiones de las piezas hacen muy complicado el transporte o manipulación, como puede ser el caso de grandes depósitos construidos mediante banda de acero inoxidable. Por ejemplo, existen ciertos métodos que permiten el tratamiento de grandes superficies, de forma selectiva con pantallas móviles que permiten electropulir, por ejemplo interiores de depósitos, incluso con difícil acceso, sin limitación de medidas ni capacidades que pueden ser superiores a los 80.000 litros, obteniendo unos acabados de gran calidad, en cuanto a rugosidad, brillo y limpieza. Es muy importante para estos casos, el trabajo conjunto durante la fabricación de la pieza entre el cliente y el equipo técnico de la empresa para poder prever los detalles técnicos necesarios que permitan realizar con éxito el electropulido.





miércoles, 25 de septiembre de 2013

El fleje de acero inoxidable en instalaciones de fontanería

§         Introducción a los sistemas premontados de acero inoxidable

Existen en el mercado actual de la fontanería diferentes sistemas premontados para instalaciones sanitarias, calefacción, contra incendios, y diversas aplicaciones industriales. La base del sistema son los accesorios fabricados a partir de fleje de acero inoxidable aisi 301, aisi 304 y aisi 316. La gama se completa con tubos fabricados en  inoxidable aisi 304 y aisi 316, y las abrazaderas fabricadas mediante lámina de acero inoxidable aisi 301. Estos sistemas premontados permiten diseñar todo tipo de instalaciones. La base del sistema es la unión por presión del tubo con el accesorio. Una vez introducido el tubo en el accesorio, se realiza una deformación por la presión ejercida por la maquina de prensar. Esta deformación hace que tubo y accesorio formen una unión completamente estanca, reforzada por la junta tórica albergada en el interior del accesorio. La unión por presión no genera combustiones ni residuos, y tanto tubo como accesorio quedan perfectamente unidos de forma higiénica y estética. Por tanto, estos sistemas premontados se presentan como una solución rápida, fácil, limpia y segura. La rapidez de montaje reduce considerablemente el coste de la instalación, facilitando el acceso de los usuarios a las instalaciones de acero inoxidable, consideradas las mejores y mas adecuadas del mercado por sus excelentes propiedades. Las diferentes piezas de unión entre tubos se obtienen mediante embutición de fleje de acero inoxidable en prensas, mientras que las abrazaderas se fabrican mediante estampación de lámina de fleje de inoxidable.


§         Ventajas de la fontanería de acero inoxidable

 Estos sistemas preasamblandos de acero inoxidable no solo son indicados para instalaciones vistas por sus cualidades estéticas, sino, también, en aquellas que se realizan empotradas, debido a que el acero inoxidable se mantiene inalterable con el paso del tiempo. Estas mismas propiedades, durabilidad y estética, hacen que el sistema sea ideal para la rehabilitación de viviendas o locales, anulando la instalación existente y colocando las tuberías vistas, con un costo mucho menor que con la instalación tradicional realizada mediante soldadura de cobre.  Muchas son las aplicaciones del sistema, que ya se ha implantado en instalaciones, tanto de uso individual como colectivo (instalaciones de calefacción, agua sanitaria, y sistemas contra incendios), así como en diversos tipos de industrias (plantas de osmosis, aire comprimido, conducciones de gasoil, instalaciones de vacío, instalaciones de aceites para industria conservera, instalaciones de almazaras, instalaciones en bodegas de vinos y cavas, instalaciones hospitalarias, calderas industriales, conducciones de gases técnicos, depuradoras, etc.)


§         La abrazadera obtenida a partir de fleje de acero inoxidable

Un complemento esencial en este tipo de conjuntos es la abrazadera de unión que debe de proporcionar una fijación fácil, sólida y estética. Para conseguir estas propiedades se parte de lámina de acero inoxidable aisi 301, y mediante un proceso de estampación en frío se obtiene el producto final, tal como se puede ver en la imagen inferior. Además de estar indicadas para instalaciones a obra vista, las abrazaderas se adaptan perfectamente a los tubos del sistema sin necesidad de tornillos, mediante una ranura de acople. A la facilidad de montaje y la solidez de la fijación, se une, además, el silencio total. Con todos estos elementos en inoxidable, se puede afirmar, que las instalaciones realizadas con los sistemas premontados y las abrazaderas de acero inoxidable, no solo reducen el impacto visual de la instalación, sino que la integran en la decoración de los espacios. Rapidez, higiene, economía y seguridad son los atributos que están catapultando al éxito estos sistemas en la fontanería del siglo XXI.


lunes, 23 de septiembre de 2013

Protección de las chapas de aluminio y acero inoxidable mediante film.

 Hoy en día tanto la industria del acero inoxidable como la del aluminio han evolucionado tanto en los diferentes productos y aleaciones que han puesto en el mercado como en los acabados superficiales de los mismos. Entre los acabados standard podemos encontrar los siguientes:
  •  Acabado en bruto: consiste simplemente en la aplicación de un proceso de decapado mediante ácidos fuertes para quitar las manchas o impurezas de la zona vista de la chapa.
  • Acabado brillo: se consigue mediante aplicación de un pulido del material con una esmeriladora a la chapa de aluminio / inoxidable.
  • Acabado estuco: se obtiene mediante el grabado de un diseño en la chapa aluminio / inoxidable.
    Estos avances han encarecido del material, de manera que la propia industria ha tenido que encontrar una manera de protegerlo, y principalmente la cara vista, que es la que perdurará cuando el producto llegue a su etapa final. Además los requerimientos cada día mayores en la industria para aumentar la calidad y producir con el mínimo de piezas de rechazo han llevado a los fabricantes por proteger su material mediante un film plástico protector. Estas soluciones para protecciones temporales de superficies se utilizan tanto en sectores como la construcción, electrodomésticos, automoción y electrónica. La aplicación del film de protección temporal protege de rayas y marcas la chapa de aluminio, además de mejorar el comportamiento de los materiales durante los procesos de transformación: plegado, curvado, embutición profunda, punzonado, corte láser, manipulaciones en general, transporte e instalaciones, etc. El film de protección puede ser aplicado sobre superficies de todo tipo, entre ellas:
  • Chapa de aluminio laminada en frío
  • Chapa de aluminio pulida / esmerilada.
  • Chapa de aluminio grabada mediante proceso Emboss

    La naturaleza y el estado de la superficie a proteger determina la formulación de la masa adhesiva del film, su espesor y el color del mismo varía según los requerimientos técnicos exigibles. Asimismo son fáciles de quitar (pelar), no dejando ningún rastro ni traza sobre la superficie protegida.
Los procedimientos de mejora continua desarrollados permiten facilitar a sus clientes la
oportunidad de dar un valor añadido a sus productos;
  • Aportando una solución sencilla para proteger las superficies de todo tipo de agresiones.
  • Reduciendo los costes de la no calidad.
  • Mejorando la imagen de marca.